Imagen de archivo. EFE/ Jorge Zapata

Pozos sin Fronteras, la igualdad de la mujer a través del agua

19 febrero 2017.-

La lucha por la igualdad de oportunidades y la reivindicación del papel de la mujer en el devenir rutinario, así como en la historia y en la tradición cultural de las sociedades, son algunas de las motivaciones que mueven a Pozos Sin Fronteras (ONGD) en su actuación en países de África y Sudamérica.

“Apoyar a lo femenino es una norma básica, una herramienta de cambio de la sociedad”, dice a Efe el presidente de esta ONG para el Desarrollo, Francisco Javier San Emeterio, que considera clave el feminismo para resaltar el papel de las mujeres en las poblaciones africanas y sudamericanas donde se encuentran.

Pozos Sin Fronteras

Las razas, religiones, costumbres y rutinas de los distintos pueblos contrastan con la uniformidad en las necesidades atendidas por los voluntarios de esta ONG malagueña, que ven en su acción cotidiana sobre el terreno una imagen común, la de una multitud de familias que colaboran en lo que para ellos es un halo de esperanza.

Esta organización lleva a cabo distintos planes de ayuda, entre los que destacan la construcción de pozos para agua potable y para sistemas de riego, que incluyen programas de formación para la población local y que incorpora un comité de gestión del agua formado exclusivamente por mujeres.

En su camino hacia la mejora de las condiciones de vida de más de 30.000 personas, una delegación de la asociación sufrió las consecuencias de la inestabilidad política con un golpe de Estado en Burkina Faso en 2015 por el que quedó atrapada en el país durante días.

África y Latinoamérica

Pozos Sin Fronteras permanece hoy en este país africano, además de en Bolivia, y estuvo establecida en localidades de Togo y Marruecos, a donde regresará el próximo año, además de a Perú, la nueva apuesta en Latinoamérica para extender su ayuda a municipios con dificultades en la obtención de recursos básicos como el agua.

Entre sus operaciones, Pozos Sin Fronteras -que comenzó su andadura en Marruecos en 2004- ha implementado en Burkina Faso un sistema de regadío por goteo a partir de placas solares que obtienen la energía para hacer funcionar un motor que extrae el agua y que la guía posteriormente a los huertos y plantaciones.

Además de los pozos que dan nombre a la organización, también ejecutan en los últimos años proyectos de higiene sanitaria y de seguridad alimentaria a través de letrinas y mantenimiento de huertos y granjas que gestionan directamente las comunidades locales.

Llamamiento a la cooperación

San Emeterio califica de “imprescindible” contar con cooperantes de la zona en cada municipio para que sean ellos quienes coordinen las operaciones a realizar y garanticen la perseverancia y el mantenimiento de los programas -lo que hasta la fecha les ha llevado a un éxito del cien por cien-, y un respeto cultural “absoluto”.

“No vale con llevar el plan hasta allí, ejecutarlo e irse”, dice el presidente de Pozos Sin Fronteras, que cree “esencial” emplear programas de funcionamiento y asistencia técnica, y lamenta que otras organizaciones estén “satisfechas” con unos ratios de efectividad del 70 por ciento.

Ilusionado y convencido del valor de su actuación, San Emeterio cuenta que con las próximas aventuras en América Latina y África, tienen “trabajo para toda la vida” y que siempre van a ser indispensables porque “la primera necesidad es el agua” sea cual sea el país, cultura o religión dominante.

Javier Pachón. EFE

Sobre Cristina Yuste García

Te puede interesar

aguas

Ingenieros advierten España debe invertir 5.000 millones en depuración aguas

23 marzo 2017.- España necesita invertir 5.000 millones de euros en depuración y saneamiento de aguas …