Life Celsius se somete a su evaluación final tras tres años de recorrido

14 septiembre 2018.-

El proyecto Life Celsius, diseñado para demostrar la viabilidad de un sistema de depuración de aguas residuales con menor coste energético y menos emisiones de CO2 a la atmósfera, completa su recorrido de tres años de pruebas en la EDAR de Archena (Murcia).

Life Celsius

Liderada por Acciona Agua con el apoyo de la Agencia Efe y financiada por el programa Life de la Comisión Europea, la iniciativa ha integrado dos procesos innovadores que incorporan un tipo de bacterias que no precisan de oxígeno para su metabolismo y que aprovechan el calor ambiental de la zona para su desarrollo.

Esta última fue de hecho la premisa para decidir la ubicación de la planta piloto, ha explicado María del Mar Micó, ingeniera química de Acciona Agua y directora del proyecto, ya que en la región de Murcia el influente llega a la depuradora a unos 15 a 25 grados centígrados.

Dos procesos innovadores

La planta Celsius corresponde a la segunda fase de un proyecto liderado por Acciona Agua que comenzó con la instalación en la EDAR de Archena de un digestor anaerobio de membrana para la eliminación de la materia orgánica sin aporte de oxígeno y sin la necesidad de una fuente calorífica externa.

Sin embargo, la elevada concentración de sulfato en el influente que llega a la Estación Depuradora de Aguas Residuales obligó a sustituir el sistema AnMBR anaeróbico de eliminación de materia orgánica por uno aeróbico.

Esta primera etapa fue fruto del proyecto OptiAnMBR, apoyado por el entonces Ministerio de Economía y Competitividad y desarrollado por Acciona Agua, Esamur (Entidad Regional de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia) y Cetenma (Centro Tecnológico de la Energía y el Medio Ambiente).

La segunda etapa arrancó con la puesta en marcha de la nitrificación parcial en la planta piloto, para la que se inocularon bacterias procedentes de la propia depuradora de Archena, y la fase anammox, con el aporte de microorganismos de otras plantas de Acciona Agua, que se adaptaron perfectamente al clima y al tipo de influente y en poco tiempo demostraron una actividad considerable, con tasas más elevadas de lo habitual en procesos similares.

Las ventajas de la nitrificación parcial

En la nitrificación convencional trabajan en conjunto dos tipos bacterias, las amonioxidantes, que convierten el amonio en nitritos, y las nitritoxidantes, que lo convierten en nitrato, y ambas necesitan oxígeno para sus funciones metabólicas.

“En nuestra nitrificación parcial queremos que las amonioxidantes sobrevivan por encima de las nitritoxidantes y lo logramos reduciendo al máximo la aireación”, ha explicado Micó, mientras que en otro reactor las anammox combinan el amonio con el nitrato y lo convierten en nitrógeno gas sin necesidad de oxígeno; la combinación de ambas “se traduce en un importante ahorro en aireación”.

La directora del proyecto ha subrayado que “si bien en la nitrificación parcial seguimos teniendo que hacer esfuerzos para mejorarla, el proceso anammox ha resultado muy positivo y tenemos unas muy buenas perspectivas para convertir todo el proceso en una tecnología completa que permita sustituir los tradicionales sistemas de tratamiento de agua basados en procesos aeróbicos”.

Beneficios medioambientales

El objetivo del proyecto era que la combinación de ambas etapas permitiese ahorrar el 60 por ciento de la energía necesaria en los principales procesos de depuración de aguas residuales, lo que se traduciría en un significativo descenso de las emisiones de gases de efecto invernadero.

En suma, beneficios para el medio ambiente más allá de los que se derivan de la depuración convencional, en que se eliminan “los elementos más conflictivos del agua residual”, como son la materia orgánica y los compuestos nitrogenados, que “cuando no son bien tratados pueden generar problemas de eutrofización e hipopsia en el medio”, ha añadido.

La experta de Acciona Agua ha asegurado que esta tecnología “va a ser especialmente interesante en zonas de clima cálido, como la cuenca mediterránea, Latinoamérica o África, ya que se va a beneficiar de la temperatura de los influentes en estas zonas, ligeramente más alta que en otras regiones”.

El programa Life

María del Mar Micó ha alabado el programa Life, “crucial como soporte económico a proyectos relacionados con el medio ambiente y la naturaleza y como fomento de la colaboración entre distintas entidades y empresas en Europa”.

“Se trata de generar conocimiento que contribuya a mejorar las herramientas y a conseguir mejores prácticas en tratamiento de residuos, de agua, etc., lo que redundará finalmente en una mejor gestión del medio ambiente”, ha añadido.

Te puede interesar

Andrés Lara, biólogo del Cetenma: “Life Celsius, rendimiento óptimo a menor coste”

La tecnología desarrollada por el proyecto Life Celsius permite rendimientos de eliminación de nitrógeno similares …