Agricultores y ecologistas elogian Life Celsius como iniciativa innovadora

6 diciembre 2017.-

Agricultores y ecologistas han elogiado la apuesta por la sostenibilidad y el ahorro de la planta piloto desarrollada en el marco del proyecto Life Celsius en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Archena (Murcia), con el objetivo de demostrar la viabilidad de un sistema de tratamiento de agua para climas cálidos con bajo consumo energético y reducción de emisiones de C02.

Investigación e innovación

Pedro Luengo, portavoz de Ecologistas en Acción en la Región de Murcia, ha destacado que “hace mucha falta invertir en investigación, optimizar recursos y ahorrar energía para un mismo objetivo, que es lograr un agua de vertido óptima para devolver al medio”.

En su opinión, “la depuración no sólo debe atender necesidades humanas, también la recuperación de los caudales ecológicos de los ríos o de determinados humedales”.

En este sentido, Pedro García, portavoz de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), ha recordado que algunas antiguas depuradoras por lagunaje son ahora refugios de anátidas en peligro de extinción, como Las Moreras o la de Molina de Segura, “ejemplos de que el agua depurada puede naturalizar viejas infraestructuras”.

En relación al proyecto Life Celsius, ha señalado que “hay que avanzar en nuevas líneas de investigación que incidan en los costes de la depuración con nuevos métodos que reduzcan el consumo energético y mejoren la calidad del efluente, y este proyecto va en esa línea”.

Ecologistas-Mar-Celsius
Pedro García (ANSE) y Pedro Luengo (Ecologistas en Acción) visitan la planta Life Celsius con Mª del Mar Micó (Acciona Agua). EFE/J.J. Guillén

Los ecologistas visitan Celsius

Ambos han visitado la planta piloto desarrollada por Acciona Agua en la EDAR de Archena, propiedad de la Entidad Regional de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia (Esamur), y han puesto en valor el empeño de Acciona  Agua y la Agencia Efe de comunicar una iniciativa “tan innovadora como comprometida con el medio ambiente”.

Por su parte, Marcos Alarcón, secretario de Organización de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), ha destacado que el proyecto Life Celsius supone “un paso más” en la depuración y ha recordado que “hoy el 60 por ciento de las estaciones depuradoras de aguas residuales de Murcia hacen ya depuración biológica con tratamientos terciarios”.

“El objetivo es completar el cien por cien”, ha señalado el responsable de UPA, quien ha recordado que “los consumos energéticos con 93 depuradoras son similares a los que había en 2003 con solo 69”.

La reutilización de las aguas residuales

Sin embargo, la reutilización del agua procedente de depuradoras para agricultura “no puede servir de excusa” para aumentar la superficie de regadío, sino que este recurso debe destinarse a aquellos “infradotados” por culpa de la sequía.

“Hemos avanzado mucho en depuración y hay cosas que se han hecho muy bien, pero la gran paradoja es que la superficie de regadío se sigue incrementando y la sostenibilidad futura se hace prácticamente imposible”, ha vaticinado Pedro García.

Ha denunciado que “en medio de una de las sequías más importantes de la historia reciente, como es la actual, se han seguido transformando superficies agrícolas y roturando cientos de hectáreas durante el verano para nuevos regadíos”.

Y esto se ha hecho “en lugares -como la Región de Murcia- donde la normativa prohíbe expresamente la creación de nuevos regadíos y las nuevas infraestructuras para obtención de agua deberían servir sólo para dotar a los ya existentes”.

Pedro García ha asegurado que en los últimos 25 o 30 años la depuración en Murcia ha cambiado “de manera abismal, hemos pasado de un índice de depuración muy reducido con problemas muy graves de vertidos al río Segura o al Mar Menor a depurar la mayor parte de las aguas residuales y reutilizarlas para la agricultura intensiva”.

En este sentido, ha reclamado que parte de ese agua vuelva a los cauces de los ríos o sirva para recuperar antiguas infraestructuras para la biodiversidad, porque “si todo el agua se usa para riego, podemos favorecer la transformación de nuevas superficies en regadíos”.

Depuración y agricultura

Marcos Alarcón, secretario de Organización de UPA. EFE/J.J. Guillén

Para Marcos Alarcón, en Murcia “la necesidad ha hecho virtud” y la reutilización del agua procedente de depuradoras y desaladoras “es una apuesta desde hace décadas”.

Por eso, en la región se depuran anualmente 5 hectómetros cúbicos (Hm3) y el 99 por ciento del agua depurada revierte en la agricultura, lo que convierte a Murcia en “referente a nivel nacional y europeo”.

De hecho, “de toda el agua depurada que se reutiliza en España, el 30 por ciento está en Murcia (…) estamos en niveles de maximización en cuanto a depuración, cumplimiento de normativa y reutilización”.

Pero para Pedro Luengo, el problema está en que “cuando se obtiene agua depurada óptima para la agricultura, en lugar de cubrir las necesidades de los cultivos ya existentes se usa para incrementar la superficie de regadío”.

“Poner más regadíos al calor de la optimización de los recursos hídricos no convencionales es insostenible”, ha explicado Luengo, quien ha recordado que el estallido de la burbuja llevó a algunos propietarios a rentabilizar los terrenos destinados a desarrollos urbanísticos con regadíos industrializados.

Accede a la galería fotográfica en: https://goo.gl/RG6uQ3

Te puede interesar

Calidad y ahorro, el tándem perfecto

8 febrero 2017.- La planta piloto instalada en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de …